• 637 332 054
  • Lunes - Viernes 09:00 - 20.00

La Logopedia trabaja y evalúa los trastornos de comunicación, ya sean de voz, de habla y lenguaje, orofaciales y de deglución. En ANAGNOR tratamos los TRASTORNOS DEL HABLA (disartria, dispraxia, disprosodia), LA VOZ (disfonías) y EL LENGUAJE (alteración lingüística global, mutismo, afasia, alexia, agrafia), ya sean adquiridos o congénitos. Cuando es preciso, aplicamos sistemas alternativos de comunicación.

PROCESO DE REHABILITACIÓN

El medio que utilizamos en el centro ANAGNOR como instrumento dinámico es el Plan de Rehabilitación Individualizado (PIR), en el que se establecen los objetivos funcionales, las actividades a desarrollar, los plazos para la consecución de los mismos y la evaluación de todo el proceso rehabilitador. Para ello se realiza un proceso en el que el paciente pasa por diferentes etapas:

1ª ENTREVISTA

EVALUACIÓN LOGOPÉDICA

ENTREVISTA DE DEVOLUCIÓN DE INFORMACIÓN

REHABILITACIÓN LOGOPÉDICA

ÁREAS DE TRABAJO

INTERVENCIÓN EN EL LENGUAJE

La intervención logopédica en las alteraciones del lenguaje, ya sean comprensivas y/o expresivas trata de recuperar o mantener el lenguaje y las habilidades comunicativas para mantener la interacción social, necesaria para la reintegración y normalización de la vida de estas personas. Se trata de dotar al paciente de una comunicación funcional en las diferentes situaciones contextuales de su vida diaria (familiar, social y laboral).

INTERVENCIÓN EN EL HABLA

La intervención logopédica en las alteraciones del habla se centra en conseguir una comunicación efectiva y eficiente en todos los contextos sociales. El trabajo se centra en la recuperación de las funciones alteradas que interfieren en la inteligibilidad oral, concienciando sobre aquellos aspectos del habla que alteran o dificultan la comunicación y enseñando técnicas o estrategias que proporcionen una comunicación funcional adaptada a sus necesidades y capacidades

INTERVENCIÓN EN LA LECTURA Y ESCRITURA

INTERVENCIÓN EN LA DEGLUCIÓN O DISFAGIA

La disfagia es una alteración en el proceso de la deglución. Este síntoma aparece con frecuencia en personas que han sufrido un daño cerebral, alterando la capacidad para alimentarse e hidratarse de manera óptima.

 

La neuropsicología es la rama de las neurociencias que estudia las relaciones entre el cerebro y la conducta, y las repercusiones del funcionamiento normal o patológico del sistema nervioso (SNC) sobre ella. La Neuropsicología por tanto, estudia los efectos que una lesión, daño o funcionamiento anómalo en las estructuras del sistema nervioso central causan sobre los procesos cognitivos, psicológicos, emocionales y del comportamiento individual.

La intervención neuropsicológica está indicada para aquellas personas que han sufrido cambios en su capacidad de recordar, concentrarse, pensar, hablar con fluidez, razonar, resolver problemas, organizarse, etc, pero el ámbito clínico exige que el neuropsicólogo contemple otras cuatro áreas además de la COGNITIVA como son: CONCIENCIA, CONDUCTA, FUNCIONALIDAD Y FAMILIA. Es necesario tener en cuenta todas ellas y establecer un orden de intervención sobre las mismas (basándonos en el perfil neuropsicológico del paciente) para poder realizar una intervención eficaz.

 

ÁMBITOS DE ACTUACIÓN

NEUROPSICOLOGÍA INFANTIL

  • ALTERACIONES Y RETRASOS EN EL DESARROLLO PSICOMOTOR asociadas a prematuridad, bajo peso al nacer, síndromes genéticos, complicaciones en el parto y periodo postnatal (epilepsia, parálisis cerebral, trastorno por déficit de atención/hiperactividad, autismo etc.).
  • DAÑO CEREBRAL ADQUIRIDO INFANTIL: traumatismos, tumores, hemorragias, infecciones del sistema nervioso central (meningitis y encefalitis).
  • DIFICULTADES DE APRENDIZAJE Y/O ALTERACIONES CONDUCTUALES Y/O EMOCIONALES.
  • ENTRENAMIENTO EN PAUTAS DE CONDUCTA A PADRES

NEUROPSICOLOGÍA ADULTOS

  • DAÑO CEREBRAL ADQUIRIDO: El Daño Cerebral Adquirido es el que se produce a consecuencia de una lesión en el cerebro que se produce con posterioridad al momento del nacimiento. Las etiologías más frecuentes pueden ser traumáticas (accidentes de tráfico, laborales, traumatismos craneoencefálicos) o no traumáticas (Ictus / Accidente Cerebrovascular,  Hipoxias, Tumores, Infecciones del SNC como la Meningitis o la Encefalitis)
  • ENFERMEDADES NEURODEGENERATIVAS (Alzheimer, Esclerosis Múltiple, Parkinson, Huntington..). Dirigida a rehabilitar y/o mantener las funciones cognitivas y emocionales el mayor tiempo posible con el fin de proporcionar mayor calidad de vida al paciente y a sus familiares.
  • ENFERMEDADES CRÓNICAS: Epilepsias, diabetes, hipotiroidismo, lupus, en las que también suelen verse alteraciones cognitivas.
  • ENVEJECIMIENTO NORMAL Y PATOLÓGICO: La disminución de las capacidades cognitivas en las personas mayores. En muchos de estos casos se trata simplemente de los cambios normales que acontecen en el sistema cognitivo producto del envejecimiento, pero en otros puede deberse a la presencia de un deterioro cognitivo leve, o a la fase inicial de una demencia.
  • SALUD MENTAL Dirigida a la rehabilitación de los déficit en diversas funciones cognitivas y/o emocionales producto de las diferentes enfermedades mentales como la depresión, la esquizofrenia el trastorno bipolar o trastorno obsesivo compulsivo.

EL PROCESO EN LA REHABILITACIÓN

El medio que utilizamos en el centro ANAGNOR como instrumento dinámico es el Plan de Rehabilitación Individualizado (PIR), en el que se identifican los objetivos y necesidades y los plazos para la consecución de los mismos;  se diseñan los programas de intervención y se revisan y valoran periódicamente dichos programas.

Para ello se realiza un proceso en el que el paciente pasa por diferentes etapas:

  • 1ª ENTREVISTA
  • EVALUACIÓN Y DIAGNÓSTICO NEUROPSICOLÓGICO
  • ESTABLECIMIENTO DEL PLAN DE ATENCIÓN INDIVIDUALIZADO
  • ENTREVISTA DE DEVOLUCIÓN DE INFORMACIÓN
  • INTERVENCIÓN NEUROPSICOLÓGICA

ÁREAS DE TRABAJO

La intervención neuropsicológica está indicada para aquellas personas que han sufrido cambios

en su capacidad de recordar, concentrarse, pensar, hablar con fluidez, razonar, resolver problemas, organizarse, etc, pero el ámbito clínico exige que el neuropsicólogo contemple otras cuatro áreas además de la COGNITIVA como son: CONCIENCIA, CONDUCTA, FUNCIONALIDAD Y FAMILIA. Es necesario tener en cuenta todas ellas y establecer un orden de intervención sobre las mismas (basándonos en el perfil neuropsicológico del paciente) para poder realizar una intervención eficaz.

 

Dentro de la ciencia de la psicología, la psicología clínica es una de las ramas especializada en investigar, evaluar, diagnosticar, prevenir, intervenir y tratar terapéuticamente a las personas que se vean afectadas con algún tipo de trastorno, sintomatología o crisis vital que merme su calidad de vida y su salud mental.

Los profesionales de Anagnor Psicólogos, están entrenados, cualificados y orientados vocacionalmente en ayudar a resolver los problemas que presenten las personas que confíen en nosotros.

Nuestra terapia es eficaz porque somos un equipo ecléctico con un abordaje integrador, en continua formación, que utiliza técnicas como la Hipnosis clínica, EMDR (Eye Movement Desensibilization and Reprocessing) o Mindfulness para aliviar el sufrimiento con terapias más breves.

 

 

 

Style Selector

Layout Style

Background Image