• 637 332 054
  • Lunes - Viernes 09:00 - 20.00

La neuropsicología es la rama de las neurociencias que estudia las relaciones entre el cerebro y la conducta, y las repercusiones del funcionamiento normal o patológico del sistema nervioso (SNC) sobre ella. La Neuropsicología por tanto, estudia los efectos que una lesión, daño o funcionamiento anómalo en las estructuras del sistema nervioso central causan sobre los procesos cognitivos, psicológicos, emocionales y del comportamiento individual.

La intervención neuropsicológica está indicada para aquellas personas que han sufrido cambios en su capacidad de recordar, concentrarse, pensar, hablar con fluidez, razonar, resolver problemas, organizarse, etc, pero el ámbito clínico exige que el neuropsicólogo contemple otras cuatro áreas además de la COGNITIVA como son: CONCIENCIA, CONDUCTA, FUNCIONALIDAD Y FAMILIA. Es necesario tener en cuenta todas ellas y establecer un orden de intervención sobre las mismas (basándonos en el perfil neuropsicológico del paciente) para poder realizar una intervención eficaz.

 

ÁMBITOS DE ACTUACIÓN

NEUROPSICOLOGÍA INFANTIL

  • ALTERACIONES Y RETRASOS EN EL DESARROLLO PSICOMOTOR asociadas a prematuridad, bajo peso al nacer, síndromes genéticos, complicaciones en el parto y periodo postnatal (epilepsia, parálisis cerebral, trastorno por déficit de atención/hiperactividad, autismo etc.).
  • DAÑO CEREBRAL ADQUIRIDO INFANTIL: traumatismos, tumores, hemorragias, infecciones del sistema nervioso central (meningitis y encefalitis).
  • DIFICULTADES DE APRENDIZAJE Y/O ALTERACIONES CONDUCTUALES Y/O EMOCIONALES.
  • ENTRENAMIENTO EN PAUTAS DE CONDUCTA A PADRES

NEUROPSICOLOGÍA ADULTOS

  • DAÑO CEREBRAL ADQUIRIDO: El Daño Cerebral Adquirido es el que se produce a consecuencia de una lesión en el cerebro que se produce con posterioridad al momento del nacimiento. Las etiologías más frecuentes pueden ser traumáticas (accidentes de tráfico, laborales, traumatismos craneoencefálicos) o no traumáticas (Ictus / Accidente Cerebrovascular,  Hipoxias, Tumores, Infecciones del SNC como la Meningitis o la Encefalitis)
  • ENFERMEDADES NEURODEGENERATIVAS (Alzheimer, Esclerosis Múltiple, Parkinson, Huntington..). Dirigida a rehabilitar y/o mantener las funciones cognitivas y emocionales el mayor tiempo posible con el fin de proporcionar mayor calidad de vida al paciente y a sus familiares.
  • ENFERMEDADES CRÓNICAS: Epilepsias, diabetes, hipotiroidismo, lupus, en las que también suelen verse alteraciones cognitivas.
  • ENVEJECIMIENTO NORMAL Y PATOLÓGICO: La disminución de las capacidades cognitivas en las personas mayores. En muchos de estos casos se trata simplemente de los cambios normales que acontecen en el sistema cognitivo producto del envejecimiento, pero en otros puede deberse a la presencia de un deterioro cognitivo leve, o a la fase inicial de una demencia.
  • SALUD MENTAL Dirigida a la rehabilitación de los déficit en diversas funciones cognitivas y/o emocionales producto de las diferentes enfermedades mentales como la depresión, la esquizofrenia el trastorno bipolar o trastorno obsesivo compulsivo.

EL PROCESO EN LA REHABILITACIÓN

El medio que utilizamos en el centro ANAGNOR como instrumento dinámico es el Plan de Rehabilitación Individualizado (PIR), en el que se identifican los objetivos y necesidades y los plazos para la consecución de los mismos;  se diseñan los programas de intervención y se revisan y valoran periódicamente dichos programas.

Para ello se realiza un proceso en el que el paciente pasa por diferentes etapas:

  • 1ª ENTREVISTA
  • EVALUACIÓN Y DIAGNÓSTICO NEUROPSICOLÓGICO
  • ESTABLECIMIENTO DEL PLAN DE ATENCIÓN INDIVIDUALIZADO
  • ENTREVISTA DE DEVOLUCIÓN DE INFORMACIÓN
  • INTERVENCIÓN NEUROPSICOLÓGICA

ÁREAS DE TRABAJO

La intervención neuropsicológica está indicada para aquellas personas que han sufrido cambios

en su capacidad de recordar, concentrarse, pensar, hablar con fluidez, razonar, resolver problemas, organizarse, etc, pero el ámbito clínico exige que el neuropsicólogo contemple otras cuatro áreas además de la COGNITIVA como son: CONCIENCIA, CONDUCTA, FUNCIONALIDAD Y FAMILIA. Es necesario tener en cuenta todas ellas y establecer un orden de intervención sobre las mismas (basándonos en el perfil neuropsicológico del paciente) para poder realizar una intervención eficaz.

 

Style Selector

Layout Style

Background Image